Flow: La felicidad de estar enfocado

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

¿Alguna vez te has preguntado por qué en algunas tareas logras sumergirte por completo? Las haces con una eficiencia casi mística; completaste la tarea y sentiste que lo hiciste en 5 minutos cuando en realidad fueron horas y horas de trabajo. A esto se le llama Teoría de Flujo o Flow.

El flow, también conocido como “la zona”, es el estado mental operativo en el cual una persona está completamente inmersa en la actividad que ejecuta. Se caracteriza por un sentimiento de enfocar la energía, de total implicación con la tarea, y de éxito en la realización de la actividad. Esta sensación se experimenta mientras la actividad está en curso. El concepto de flujo fue propuesto por el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi en 1975 y a partir de entonces se ha difundido extensamente en diferentes campos.

Para que se alcance el estado de flow es necesario:

  • Que haya un equilibrio entre la dificultad de la tarea y la capacidad de quien la realiza.
  • Que exija un determinado nivel de concentración.
  • Que la persona se sienta comprometida con la actividad.
  • Que la actividad tenga unos objetivos claros, etc.

…y así obtienes los siguientes resultados:

  • Una pérdida del sentimiento de autoconocimiento, la fusión entre acción y conciencia.
  • Distorsión del sentido del tiempo, se altera la percepción subjetiva de la experiencia temporal.
  • Un sentimiento de control personal sobre la situación o actividad.
  • Cuando se está en el estado de flow, las personas llegan a estar sumergidas en sus actividades, y el foco de conciencia se reduce a la actividad misma. Acción y conciencia se fusionan.

Dec, 01, 2017

0

SHARE THIS